Para la redecoración de tus espacios puedes agregar nuevos elementos a ellos o también puedes solo hacer algunos cambios para que luzcan con otro aspecto y tú puedas lucirte con tus invitados, pero sobre todo te sientas cómodo con el lugar en el que vives.

La decoración de espacios no solo debe hacer ver bien el espacio en cuestión, sino también debe ser práctico; un cambio que contempla estos dos aspectos es reubicar tus muebles, pero es importante considerar que al hacerlo se debe planear de tal forma que el acomodo permita el libre paso, y que al realizar actividades diferentes las personas que conviven ese espacio no se interrumpan mutuamente.

Aunado a lo anterior, puedes pintar tus paredes con colores que combinen con tus muebles; existen en internet varias aplicaciones con los que puedes jugar haciendo combinaciones de colores, esto hará que tu espacio se vea con más armonía.

La iluminación es un punto muy importante que también puedes renovar, ya sea utilizando más la luz natural o renovando los tonos y posición de tus luminarias. La temperatura de color que utilices, además de darle un nuevo aspecto a tu hogar, también puede contribuir con la mejora de tu estado de ánimo, esto se ha comprobado científicamente.

Finalmente, para darle un toque moderno y no dejar espacios “pelones” puedes considerar comprar accesorios de moda y que combinen con tus habitaciones, por ejemplo pequeñas esculturas, alguna alfombra o persianas nuevas o incluso elementos tan sencillos como un florero. En el caso de las paredes, un cuadro o una fotografía puede ser la gran diferencia entre un espacio bien pensado a uno solitario.

Todo depende de la idea que tienes y de que tú te sientas cómodo con el espacio en que convives con tu familia. Recuerda que siempre puedes acercarte a algún experto que pueda asesorarte sobre la mejor forma de decorar e incluso a sugerirte algunas tendencias en decoración de interiores.